Visión iniciática

Cuando un@ mism@ asume la responsabilidad y el poder para manejar su propia realidad, su espacio y su tiempo

Desde la iniciación en cualquier cultura, saber por qué y para qué se hacen las cosas, supone la elección de cómo ser y cómo caminar, no buscar quién se es sino transformarse y construirse en lo que se quiere ser, transformando y construyendo nuestro propio Ego, interactuando con él e integrándolo. Transformando y construyendo nuestro Universo interno y nuestro Universo externo para expandirlos y crecer a varios niveles.

Se vive viendo lo que se gana y no lo que se pierde, con la visión de la abundancia, no hay falta de nada ni se está condicionado por lo externo o interno, dependiendo del nivel de conciencia y el crédito que cada un@ tiene en si mism@.

Se vive en ciclos continuos e inicios, cuando algo termina comienza otra cosa y la experiencia de lo anterior (positiva o negativa) es una nueva posibilidad para lo nuevo. Por este motivo se está en crecimiento y evolución constante. Por eso se valora siempre la experiencia sea del matiz que sea y se festeja el final de cada ciclo para dar comienzo al nuevo desde esa conciencia y alegría. Se trascienden las propias limitaciones reconociéndolas.

Se elige existir consciente de estar vivo: Eligiendo la personalidad, la forma de pensar, los sentimientos, la salud, el estado físico, la vibración… y no son éstos los que eligen por nosotros ni nos condicionan en nuestros pensamientos, sentimientos, palabras, acciones y destino. Si elige uno mismo, existe, sino simplemente vive. Existiendo se elige cómo se quiere vivir, es algo a asumir y no a buscar.

No se busca la verdad porque se entiende que las verdades son simplemente mitos, es decir: puntos de vista desde dónde ver las cosas. Ésto facilita elegir desde qué punto de vista se actúa, usar los puntos de vista que ya hay y nos convienen y crear nuevos puntos de vista (el sabio es aquel que dispone de más puntos de vista). No se busca la igualdad de opiniones, se respeta la diferencia de todos los puntos de vista, verdades o mitos porque en la integración de las diferencias se considera que está la evolución evitando así el conflicto y la lucha con lo diferente.

Se elige el pasado, el presente y el futuro, entendiendo que cambiar el pasado de forma simbólica permite que éste cambie realmente y que afectará al futuro propiciando nuevas actitudes en el presente que permiten vibrar y actuar de forma diferente, por ésto se maneja el propio espacio-tiempo.

Los ciclos del iniciado

Hace referencia cuatro etapas dentro de un ciclo a través de las cuales se pueden crear estrategias, realizar constelaciones o movimientos simbólicos enriquecedores para nuestro subconsciente, encontrar soluciones a conflictos, usarlas como un mapa en diferentes áreas…

Inicio

En esta etapa se establece un objetivo o propósito y se da respuesta y solución a las limitaciones que impiden que se den los primeros pasos:

– Justificación

– Espera

– Miedo y culpa internos o externos

Transformación

En esta etapa se usa la conciencia para dar respuesta y solución a las limitaciones que impiden hacer o dejar de hacer lo necesario para continuar:

– Hacer lo que era imposible

– Dejar de hacer lo que nos imposibilitaba

Valoración

En esta etapa se reconocen y se establecen los valores necesarios para dar respuesta y solución a las limitaciones que nos impiden continuar:

– Infravalorarse / falta de autoreconocimiento

– Sobrevalorar al otro / actuar con valor ajeno

Crecimiento

En esta etapa se reconoce el amor por todo el proceso y se da respuesta y solución a las limitaciones que nos impiden expandir el propósito logrado y no volver hacia atrás:

– No reconocer el crecimiento existente

– Enfadarse y/o abandonar