Nutrición Iniciática

” Come feliz, coherente y consciente…
tendrás una vida feliz, coherente y consciente”

Nel Canedo

 

El acompañamiento nutricional es totalmente personal e individual.

En la Nutrición iniciática el objetivo principal es alcanzar un estado de salud general óptimo a través del equilibrio a nivel celular y metabólico.

Desde una visión iniciática de la nutrición se combinan: hábitos nutricionales saludables, complementos nutricionales naturales (en caso estrictamente necesario) y la conciencia necesaria para lograr el equilibrio del metabolismo y la correcto uso de los nutrientes a nivel celular.

Se utiliza como base un forma de alimentación sencilla, coherente y consciente, apta para cualquier persona, fácil de integrar en el día a día en la que no hay restricciones extremas y poniendo especial atención a la forma de vida de cada persona, a la escucha del propio cuerpo y a la responsabilidad propia en la autogestión de la coherencia y salud.

Es una nueva forma nutricional de alimentarse sostenida por la integración del conocimiento antiguo de la Cosmovisión andina, la Visión iniciática y la Naturopatía, junto con años de experiencia, pudiendo dar funciones desconocidas hasta ahora a los alimentos, tomando conciencia del estado emocional a la hora de comer, teniendo coherencia con el entorno y la naturaleza y siendo consciente de lo que realmente comemos y para qué sirve.

Otra de las bases en la Nutrición iniciática es el propio alimento: La calidad del mismo, el origen, la variedad de consumo, el tipo de nutriente, la cantidad que se ingiere, el estado o procesado del alimento, cómo se cocina… y además, nos alimentamos solamente de comida? o las emociones, los pensamientos, el aire, la energía, el plasma… forman parte también de un alimento para el Ser Humano?

Respetar el equilibrio Psico-emocional a la hora de comer, en este tipo de nutrición se presta especial atención a la escucha del propio cuerpo físico y energético para conscientemente dar funcionalidades concretas a los nutrientes que ingerimos: Siendo conscientes y eligiendo de en qué estado emocional comemos, qué tipo de pensamientos se puede crear mientras se come para nuestro bienestar, qué intención o para qué nos sirve de lo que nos alimentamos y qué función tendrá todo ello en un@ mism@.

Poner en práctica la escucha de forma fácil y rápida la escucha propia de nuestro cuerpo nos conecta con nosotros mism@s ayudando a conocernos mejor permitiendo la autogestión y transformación de nuestros hábitos cotidianos y permitiendo librarnos de mitos nutricionales restrictivos y tediosos.

La coherencia entre el consumo de alimentos y sus nutrientes, el uso energético de los mismos y la forma de metabolizar de cada persona hace comprender el tipo de actividades: físicas, energéticas o psico-emocionales que son necesarias para cada un@ y así conseguir un correcto funcionamiento del cuerpo interno del Ser Humano, que se verá reflejado en como será la vida externamente en el día a día, es decir “Nuestro microcosmos crea nuestro macrocosmos” o “Nuestro estado interno crea nuestro estado externo” en la vida cotidiana.

Especia mención al dicho popular “comer bien es caro”. Es un gran error pensar así ya que si entendemos que por “comer bien” hablamos de que – cómo nos alimentemos y de qué nos alimentemos nos llevará al estado general de salud que deseamos – es seguro que comer productos de calidad y naturales supone una disminución considerable y real en la cantidad de comida necesaria, estando sin embargo, nuestro cuerpo mejor nutrido, más enérgico y saludable. Es por ésto que es posible afirmar que “comer bien no es caro, sino que podría llegar a ser más económico, haciéndolo coherentemente”

 

este servicio es presencial y online